Noticio

En memoria de nuestro amigo y compañero, Erick Ulises Flores López (QEPD) 29/10/1995-11/06/2021

5 ejes clave para enfrentar

La contingencia en la educación superior: la experiencia del CIO

Fecha: 30 de Junio de 2020

Edición: Junio 2020 No. 23

La contingencia sanitaria provocada por el virus SARS-CoV-2 ha significado un reto sin precedentes para las instituciones educativas. Para dimensionar la situación vale mencionar que, según datos de la Secretaría de Educación Pública, la suspensión de actividades presenciales en todos los niveles en México incide en el 32.3% de la población nacional siendo que alrededor de 40.7 millones de habitantes forman parte del sistema educativo (ya sea como estudiantes, profesores o personal administrativo), de los cuales 5.3 millones pertenecen a Instituciones de Educación Superior (IES) entre las que se incluye al Centro de Investigaciones en Óptica, A.C. (CIO)

En el caso del CIO, la Dirección de Formación Académica (DFA) dispuso el 17 de marzo suspender toda actividad escolar presencial, en ambas sedes (León y Aguascalientes). Ante el panorama de alta incertidumbre, fue necesario actuar de manera rápida y coordinada: de manera rápida para evitar retrasos significativos en los procesos formativos, y de manera coordinada para sumar esfuerzos y así responder de la mejor manera ante la contingencia. Durante el tiempo transcurrido, en el CIO finalizó un periodo escolar y otro ha dado inicio, llevando a cabo los procesos que ello implica sin mayores contratiempos. Enseguida se describen los cinco ejes que han sido clave para afrontar con éxito la situación:

1. Implementación de tecnologías.

Las clases se realizan vía remota, al igual que muchas otras actividades escolares como evaluaciones cuatrimestrales y reuniones de cuerpos académicos. En este punto es importante destacar el compromiso de estudiantes y profesores quienes con gran profesionalismo han realizado las adecuaciones necesarias en los procesos de enseñanza – aprendizaje. Adicionalmente hay tres grandes ventajas: 1) todos los involucrados cuentan con acceso a computadora e internet, 2) la matrícula reducida permite realizar una gestión cercana y focalizada y 3) se cuenta con un sistema informático bien consolidado por medio del cual se llevan a cabo diversos procesos estratégicos.

2. Comunicación.

Un aspecto indispensable ha sido fortalecer la comunicación en distintas vías: 1) Existe una comunicación permanente con las autoridades en distintos niveles, al interior y al exterior del Centro, 2) Diariamente los profesores cuentan con soporte para sus clases, 3) La atención por correo electrónico a los usuarios se realiza de manera particularmente expedita, 4) Las disposiciones se notifican a la comunidad mediante comunicados oficiales y 5) Al inicio de la contingencia nueve estudiantes se encontraban fuera de México realizando estancias, a quienes se ha brindado un acompañamiento especialmente cercano.



3. Adaptabilidad y flexibilidad.

En mayor o menor medida se han modificado diversos trámites y servicios, ajustando requisitos, criterios, modalidades, protocolos o plazos, desde el proceso de admisión hasta la obtención de grado, pasando por la emisión de constancias, servicios bibliotecarios, entre otros.

4. Trabajo en redes.

Por medio de repositorios, foros, webinars y otras actividades la ANUIES* y la ARSEE** han facilitado un trabajo colaborativo entre las IES de todo el país, lo que resulta de gran ayuda para aminorar la curva de aprendizaje, permitiendo así la incorporación de mejores prácticas.

5. Evaluación.

Ninguna estrategia está completa sin ser evaluada, por lo que la DFA realizó una encuesta a profesores y estudiantes para conocer su opinión al respecto de los cursos en línea, obteniendo -en general- opiniones favorables bajo el entendido de que esta modalidad de enseñanza es temporal. La contingencia sanitaria continúa y aunque el panorama sigue siendo incierto, dos cosas quedan claras: la primera es que la implementación de recursos tecnológicos en la educación prevalecerá incluso después de la contingencia y el CIO deberá encontrar las mejores estrategias para sumar estas herramientas a sus programas de formación. La segunda es que la capacidad de organización de nuestra comunidad se pondrá a prueba nuevamente cuando llegue el momento de regresar a actividades presenciales. Sin duda, el CIO seguirá reforzando las lecciones aprendidas y asumiendo los nuevos retos, para continuar atendiendo a uno de sus más valiosos capitales: sus estudiantes y profesores.

* ANUIES, Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior
** ARSEE, Asociación de Responsables de Servicios Escolares y Estudiantiles

Referencias:
Concheiro Bórquez, L. (2020) “Respuestas de las Instituciones Públicas de Educación Superior en México para enfrentar la crisis del COVID-19”, documento guía publicado por la Secretaría de Educación Pública el 17 de abril de 2020.