Ciencia en el CIO:

un espacio para todos.

Fecha: 30 de Junio de 2020

Edición: Junio 2020 No. 23

Charvel López | Casos | Visto 860 veces

La divulgación de la ciencia y la tecnología, realizada por las instituciones científicas, es una forma de retribución y retorno hacia la sociedad en general. Comunicar el conocimiento a los diferentes sectores sociales también contribuye a recordar la razón de ser de las instituciones y su labor formadora de personal capacitado, cimentando el pensamiento lógico y racional en las decisiones tomadas por los ciudadanos, en especial los jóvenes, permitiendo un campo fértil para la supervivencia de la ciencia.

La Coordinación de Divulgación Científica del CIO ha replanteado y definido sus objetivos para con la sociedad de la localidad, bajo un lema simple pero categórico: “Ciencia para todas las personas”. Se ha pactado una colaboración entre varios departamentos, como la oficina de Comunicación y Difusión, la Dirección de formación académica y la Dirección de Tecnología e Innovación, para hacer uso de todas las herramientas institucionales y visibilizar los desarrollos de los investigadores, técnicos y estudiantes.

La pluralidad, la inclusión y la colaboración fraguan los pilares del plan de acción para posicionar a la comunidad institucional como baluarte de la divulgación del conocimiento hacia diversas áreas de la sociedad, así mismo, se suma con las siguientes acciones para una operación plena en la comunicación de la ciencia.

Profunda y mayor presencia en redes sociales.

Desde el íntimo ámbito de las relaciones interpersonales y hasta las cuestiones de índole profesional y laboral, las redes sociales se han convertido en una herramienta imprescindible para el desarrollo integral de nuestros objetivos personales. Un amplio abanico de plataformas digitales ha surgido para penetrar y especializarse en las diversas facetas de nuestras vidas. Tenemos redes sociales para compartir imágenes (Pinterest- Instagram), bolsas de trabajo (LinkedIn- Bebee) y las enfocadas a las relaciones sociales (Facebook-Twitter), por mencionar algunas. Para los no interesados en la vida social digital parece un panorama abrumador, sin embargo, debemos comprender y atender dichos campos de interacción.

En las plataformas digitales suele ser complejo difundir el conocimiento debido a la replicación de publicaciones de dudosa procedencia que suelen fragmentar, tergiversar o, en el peor de los casos, inventar la información. Se requiere mayor presencia de las instituciones y organizaciones civiles de corte científico para contrarrestar el cumulo de desinformación en la red. Se deben crear contenidos adecuados a las audiencias y sus plataformas considerando los hábitos de consumo de los usuarios para irrumpir de manera interesante en su cotidianeidad informativa.

Para mantener una presencia relevante en el mar del internet se deben incluir las siguientes cualidades: inmediatez, brevedad y precisión en las publicaciones para generar interacción entre los usuarios. Desde hace algunos años se ha intensificado la presencia institucional en diversas plataformas digitales, sin embargo, con los nuevos retos que ha plantado el confinamiento por la pandemia del COVID-19, se están incrementando los esfuerzos para visibilizar atractivamente la labor de todo el personal científico y tecnológico, incluyendo contenidos multimedia, publicaciones en redes, difusión de convocatorias, efemérides científicas, datos curiosos, etc. entre otros.

El Arte como herramienta de seducción.

Las actividades de divulgación han incluido a la práctica artística como herramienta de seducción para evocar las emociones de los asistentes a los eventos. La íntima motivación surge al estar en contacto con las emociones. Al apelar a la emotividad y el goce estético es más fácil lograr una verdadera motivación en los más jóvenes, desatando la pasión por el conocimiento y los misterios que envuelve la naturaleza. La inclusión de las disciplinas artísticas en la divulgación, por ejemplo: la pintura en la práctica de la cromatografía, la práctica fotográfica en la explicación de la formación de imágenes, así mismo, diversos museos en el mundo han optado por la instalación artística para exhibir diversas disciplinas que van desde la astronomía, matemáticas, biología y óptica, por mencionar algunos, para ilustrar complejos conceptos de manera comprensible involucrando los sentidos dentro del montaje.

La transdisciplinariedad, entre ciencia y arte, se ha convertido en una herramienta reforzada y efectiva para abordar problemas desde diferentes perspectivas incentivando el pensamiento horizontal para encontrar soluciones mediante un equilibrio entre el raciocinio y la sensibilidad, accediendo a la inteligencia emocional. Por ello en las actividades de la coordinación de Divulgación se procura la inclusión del arte donde se han obtenido resultados bastante prometedores, encontrando una gran aceptación por parte del público.



Impulso a las vocaciones científicas.

Mediante programas de acompañamiento y asistencia a niñas, niños y jóvenes interesados en tópicos científicos, la coordinación busca ser un semillero de futuros científicos y tecnólogos de la región y, así mismo, ser una opción atractiva para los que no han tomado una decisión sobre su futuro académico.

Actualmente se atiende a niñas y niños de escasos recursos con alto coeficiente intelectual de la escuela de talentos Guanajuato- Azteca mediante tutorías y asistencias en proyectos educativos interdisciplinarios de nivel secundaria, al mismo tiempo, se acompaña a los profesores en pro de cultivar un ambiente fértil de innovación contagiando a todos los involucrados de la institución. Bajo la misma línea, se ejecutó el evento “La Ciencia también es cosa de Mujeres” en colaboración con la comunidad estudiantil, convocando a chicas de preparatoria interesadas en la ciencia para convivir con mujeres investigadoras alentándolas a continuar su desarrollo intelectual en las ciencias exactas. Un par de acciones que demuestran el objetivo institucional para con las y los jóvenes de la región, procurando su acercamiento hacia una carrera profesional.

Centro de cultura científica.

La demanda social por actividades científicas proviene de diversas instituciones y organizaciones civiles. Un ejemplo del público por atender son los centros gerontológicos preocupados por acercar el conocimiento y la técnica a sus usuarios. Regularmente se tiene la idea errónea sobre su poca productividad, un prejuicio equivocado, ya que cuentan con interés por continuar desarrollando sus capacidades. Actualmente se está diseñando un programa para adultos mayores. Los centros gerontológicos ofrecen múltiples actividades para incentivar la creatividad y productividad de los más longevos siendo un claro ejemplo del ímpetu por experimentar la vida sin importar la edad que se tenga. Como resultado, el CIO se posiciona gradualmente como un centro de Cultura Científica, extendiendo sus alcances, más allá del ámbito académico, hacia diversos sectores de la sociedad y con estrategias multidisciplinares instaurando en la localidad el concepto: “Ciencia en el CIO”. Una institución dispuesta a compartir su labor, convirtiéndose en una opción confiable para consulta intelectual, un espacio abierto para todas las personas.