Nombramientos

DAVID MONZÓN

Fecha: 31 de Marzo de 2022

Edición: Marzo 2022 No. 30

David Monzón · | Publicaciones científicas | Visto 113 veces

LA MÉTRICA DE ELSEVIER Y LOS PRIMEROS 100,000 DE LA LISTA

La Dirección de Investigación celebra que investigadores del CIO estén incluidos en la lista de 2021.

En una entrevista del pasado año 2021, en el programa de la Tertulia del 9 de noviembre que se puede ver en el canal de youtube, el escritor y comentarista deportivo Alberto Lati hablaba del personaje principal de uno de sus libros, interesado en coleccionar libros vírgenes, es decir libros que nadie había leído. Esta idea dio pie a un debate interesante en el que se hizo referencia a la frase siguiente de Julio Cortázar, “Porque un puente,aunque se tenga el deseo de tenderlo y toda obra sea un puente hacia y desde algo, no es verdaderamente puente mientras los hombres no lo crucen”.

Se puede decir que toda obra intelectual se crea para conectar intelectualmente con otro ser humano. En el caso de una publicación científica,producto del proceso de investigación de una persona o grupo de personas, se busca además contribuir a que avance el conocimiento sobre un tema relevante en un campo determinado. Cuando los resultados reportados en un artículo científico son consultados y sirven de base o se usan para corroborar los hallazgos de otros colegas, y estos hacen patente este reconocimiento citándolos en sus artículos científicos, se considera que la investigación ha logrado uno de sus objetivos. ¿Es esto correcto?, ¿son las citas a nuestro artículos de investigación un parámetro adecuado y suficiente para medir el impacto de nuestro trabajo?. Podemos encontrar todo tipo de opiniones y propuestas para medir el impacto de una publicación científica, lo cierto es que el tema lejos de estar cerrado sigue en el centro del debate, como no podía ser de otra manera en una comunidad acostumbrada a cuestionar.

Una de las últimas propuestas, que busca establecer una metodología para medir el impacto de los artículos en los que se reportan los resultados de una investigación científica, se dio a conocer el mes de octubre de 2021 en el portal de internet de la editorial Elsevier con el informe titulado August 2021 data-update for “Updated science-wide author databases of standardized citation indicators” de Jeroen Baas, Kevin Boyack,John P.A. Ioannidis. Esta era una actualización del reporte que publicaron originalmente en PLoS Biol en agosto de 2019 con el título de A standardized citation metrics author database annotated for scientific field. Esta primera base de datos (http://dx.doi.org/10.17632/btchxktzyw.1#file-b9b-8c85e-6914-4b1d-815e-55daefb64f5e), de acceso público, recopila los nombres de los 100,000 investigadores con más citas acumuladas, en todos los campos científicos en los que se agrupan los contenidos de Scopus.

En su clasificación, los autores de esta propuesta, usaron seis métricas académicas: total de citas, el índice h, el índice hm (una modificación del índice h aplicable a manuscritos de varios autores), número de citas a artículos de autor único, número de citas a artículos de autor único o primero y número de citas a artículos de autor único, primero o último. La metodología usada para desarrollar este indicador, sus fortalezas y posibles fallas están descritas en uno de sus trabajos previos [1].

Los autores declaran confiar en que esta propuesta, que busca establecer un estándar para los indicadores de evaluación del impacto de los artículos científicos, ayude a ponderar mejor el impacto global de las citas y evitar los errores indeseables que se han presentado cuando solo se toma en cuenta el número de citas. Es de destacar que en la lista presentada en el reporte de 2021 se incluyen los nombres de varios investigadores del CIO.

Hasta donde tengo conocimiento, esta propuesta de un estándar de métrica académica no ha sido implementada en el análisis que hacen las bases de datos más conocidas, como Clarivate o Scopus. Esto quiere decir que la búsqueda de la metodología que permita medir el impacto del trabajo de los investigadores, a través del análisis objetivo de sus publicaciones científicas, continúa.