Editorial Diciembre 2021

Fecha: 31 de Diciembre de 2021

Rafael Espinosa Luna | Editorial | Visto 348 veces

Apreciadas y apreciados lectores del NOTICIO:

La Administración que me honro en dirigir se propuso como meta crear nuevas y pertinentes áreas de investigación, así como consolidar las ya existentes. A la par, se planteó como meta el apoyo y el fortalecimiento de las actividades de la Dirección de Tecnología e Innovación (DTI), con el objetivo de incrementar los activos institucionales en materia de registro de propiedad industrial e intelectual (a cargo de la Unidad de Propiedad Intelectual, UPI), la creación de nuevos laboratorios de metrología de calibración, el incremento de servicios, desarrollos tecnológicos y cursos de capacitación para brindar una oferta más amplia, oportuna y pertinente en beneficio de nuestra sociedad y de sus sectores productivos. A cerca de tres años de haber iniciado sus labores la Administración actual del CIO, con gran orgullo, rinde cuentas a su querida comunidad y a la sociedad, haciéndoles saber que ha logrado el 40% y el 60% del total histórico institucional de solicitudes y de títulos concedidos por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), respectivamente (iniciado internamente a partir del año 1999).

Como se explica con mucha claridad en la primera contribución del presente número, la Ley Federal de Protección a la Propiedad Industrial (LFPPI) ofrece varias opciones jurídicas de protección clasificadas de manera genérica en Propiedad Industrial y Propiedad Intelectual, por lo que muy respetuosamente invitamos a su lectura, a manera de adentrarse muy rápidamente a tan relevante tema.

Conscientes de que los términos en que algunas de las opciones de protección citadas deben formularse en términos estrictamente técnicos y de que dicho lenguaje no necesariamente les resulta familiar a nuestras y nuestros lectores, nos hemos propuesto describirles algunas de nuestras patentes y diseños industriales de manera accesible, teniendo el reto de que les resulten claras, agradables y que pudieran resultarles de potencial interés para generar su licenciamiento o su otorgamiento.

El desarrollo de nuestras actividades sustantivas requiere un constante e incremental financiamiento anual, pues los equipos e insumos utilizados son altamente especializados y su mantenimiento, actualización o sustitución así lo demandan. De allí la importancia de contar con recursos autogenerados, pues nos permiten completar nuestro presupuesto para poder cumplir con la operatividad del Centro, el pago de obligaciones laborales y hasta el financiamiento de proyectos y prototipos internos que a la vez nos brindan la opción de aspirar a concursar exitosamente en varias de las convocatorias estatales, nacionales o internacionales y así aspirar a seguir creciendo e impactando favorablemente a nuestra sociedad y a sus contribuyentes que son quienes financian nuestras actividades.

No deseo cerrar esta oportunidad de comunicación con ustedes, sin antes compartirles cuál ha sido la clave de nuestro notorio crecimiento, logrando cifras históricas en varios rubros de nuestras tareas esenciales. En nuestro Centro contamos con personal que su tarea principal es realizar algunas de las siguientes actividades en mayor o menor grado: docencia, investigación, desarrollo tecnológico e innovación, así como divulgación de nuestras tareas. A sabiendas de ello, formamos un equipo cuya función principal ha sido el conocer con certeza las posibilidades que ofrece la LFPPI, trabajando en paralelo en el análisis de todo producto generado institucionalmente (resúmenes de congresos, trabajos en extenso, artículos de investigación y trabajos de tesis a nivel maestría y doctorado). De las anteriores modalidades, nos llegamos a percatar que muchos productos eran susceptibles a ser registrados ante el IMPI, previo consentimiento de sus autoras o autores, pero considerando que el trabajo final o titularidad pertenece a los activos de nuestra institución y por ende a nuestro país, si bien se reconoce y otorga crédito a sus inventoras o inventores. Nos percatamos de la necesidad de continuar fortaleciendo el desarrollo de trabajos de tesis, donde es común registrar los procedimientos experimentales o numéricos como instrumentos que llevan a resultados finales y no solo enfocarnos a éstos últimos, si bien derivan en publicaciones científicas internacionales. Todo ello porque muchos de tales procedimientos dan origen a innovaciones tecnológicas o a registros de propiedad intelectual que los formatos estándar de las publicaciones científicas usualmente no los consideraban (ahora ha surgido dicho interés por las grandes empresas editoriales, pues en los materiales suplementarios existe una verdadera mina de ideas susceptibles a registrarse como innovaciones o invenciones diversas). Esta es una de las razones por las que en el CIO seguimos conceptualizando como ejercicios complementarios y formativos la realización de trabajos de tesis y la escritura de resultados científicos a partir de los trabajos de investigación realizados en ellas. Una conceptualización de una tesis como un simple compendio de trabajos de investigación significaría una formación incompleta y un desperdicio de ideas y talento, quedando solo las experiencias obtenidas, de éxito o fracaso durante su desarrollo, entre el o la estudiante y su asesora o asesor. Invitamos muy cordial y respetuosamente a nuestras y nuestros estudiantes a aprovechar al máximo su breve paso por el CIO y que aprovechen al máximo su tiempo y las muchísimas facilidades y apoyos que se les ofrece, para que adquieran una formación sólida que les permita competir por los mejores puestos profesionales que les ofrece nuestra sociedad mexicana.

Deseamos para todas y todos ustedes una temporada decembrina y un Año Nuevo 2022 plenos de salud, paz, armonía, bienestar y felicidad, con la convicción de que EL TRABAJO TODO LO VENCE.

Fraternalmente
Dr. Rafael Espinosa Luna / Director General del CIO